La LRSAL desde la bancada del Grupo Municipal Socialista

SUMARIO:

  • La LRSAL: Una iniciativa del PP.
  • El porqué del interés del PP en promover la LRSAL.
  • Siempre la misma historia.
  • El GM Socialista de Manzanares ante la LRSAL.
  • La derogación de la LRSAL con una nueva mayoría.   

 

La LRSAL: Una iniciativa del PP

Comenzando por el principio, la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local (LRSAL en adelante), la de la tan traída y llevada Reforma Local, surge del mismo laboratorio en el que se ensayó la por ahora frustrada privatización sanitaria, del laboratorio del Partido Popular, partido este que a través de su representación parlamentaria, si bien en un primer momento simuló dar pasos para que el texto legal final pudiera resultar de un consenso más o menos amplio (con el que cortar de raíz la posibilidad de la incertidumbre en la que estamos), posteriormente renunció a ese acuerdo, recurrió al rodillo y hemos tenido que asistir irremisiblemente a todo un aluvión de alegaciones, informes y dictámenes críticos, primero, y de recursos de distinto tipo y naturaleza, después.

El desenlace definitivo está por llegar aún, con lo cual, a día de hoy, disponemos de una ley (aquí) sin la fuerza imperativa de que gozaría de haber actuado el PP de un modo más responsable, con mayor sensibilidad, sin dejar asomar con tanto descaro la patita.

Lo que hay puesto sobre la mesa de momento, pues, es la mera voluntad de reformar en una dirección y sentido concretas, bien conocidas por los ciudadanos, no las reformas que dicen están ya operando y permitiéndonos beneficios extraordinarios.

 

El porqué del interés del PP en promover la LRSAL

Las razones del cambio de posición del PP a lo largo del viaje de su iniciativa son sencillas y se localizan en los objetivos verdaderamente perseguidos por la Ley, los que hay que situar en que se abre la posibilidad de que determinados servicios que se vienen prestando de largo por los Ayuntamientos (por algo será), en adelante puedan prestarse por la empresa privada (las otras fórmulas a que se refiere la Ley), una vez más con el pretexto de que dichos servicios se prestarán más eficaz y eficientemente, confiando su gestión a esas empresas de las que entran y salen con tanta facilidad los cuadros del PP.

 

Siempre la misma historia

Y es que llueve sobre mojado. Si recuerdan, no hace demasiado, se nos intentó vender la moto de que nuestra Sanidad pública, con el argumento de que había evidencias sólidas de que la privada (desde el prisma del interés general) funciona mejor, tenía necesariamente que iniciar el tránsito hacia su privatización.

Se iba a empezar por privatizar determinados lotes de hospitales y centros de salud para que los ciudadanos nos convenciéramos de las bondades de los modos de gestión que se nos proponían (si el resultado volvía a ser  ̶como parecía previsible ̶̶ el del modelo Alzira, los ciudadanos a pagar igualmente). Si tan claras eran las evidencias y tan grandes las bondades, los ciudadanos no hubiéramos podido resistirnos a las privatizaciones en bloque (no por lotes), ¿no creen? Pero no, las evidencias (los mismos datos oficiales) que había apuntaban justamente a lo contrario, a que íbamos hacia una estafa sin precedentes y a que los beneficios eran los que la fórmula le iba a procurar a los beneficiarios, a las empresas adjudicatarias y, en diferido, pues ¿a quién sino a los cruzados de la puerta giratoria ?

La oposición ciudadana, de los profesionales, de los sindicatos y de algunos partidos políticos entre los se situó el PSOE, de momento ha contribuido a frenar aquel intento serio de privatización sanitaria. Tan serio que ha tenido que salir a la palestra el poder judicial, para darle el revés que parecía definitivo a los ejecutivos de las comunidades autónomas de Madrid o Castilla-La Mancha, pues las contribuciones referidas no bastaban para poner freno a la intentona.

En Manzanares, además de sumarnos a cuantos actos fueron organizados en defensa de nuestro hospital, el GM Socialista llevó propuestas a Pleno: en el año 2012 en los meses de enero, marzo, abril, octubre y noviembre; en el año 2013 en los meses marzo, junio y octubre; y en el año 2014, conjuntamente con el resto de grupos políticos municipales, en el mes de enero.

Y antes decíamos “el revés que parecía definitivo” porque vuelven a la palestra las fórmulas privatizadoras. Ahora le toca al Complejo Hospitalario de Toledo (detalles aquí).

 

 

El Grupo Municipal Socialista de Manzanares ante la LRSAL

Por tanto, desde la bancada socialista del Ayuntamiento de Manzanares, contemplamos con preocupación la vigencia de la LRSAL que nuestro partido, el PSOE, y muchos de nuestros cargos públicos en otras instituciones han cuestionado por todas las vías posibles: (1) la de autodefensa de la autonomía local por parte de los ayuntamientos (noticia aquí); (2) la del recurso suscrito por 50 parlamentarios (noticia aquí); y (3) los recursos presentados por los gobiernos de distintas Comunidades Autónomas, entre ellas, Andalucía (noticia aquí), Asturias, Extremadura, Cataluña, Canarias.

Porque no son ciertos esos otros objetivos que el PP anunció y que nos siguen intentado vender infructuosamente, objetivos tales como el ahorro aquel de 7.129 millones de euros a lo largo del período 2013-2015 conforme al detalle del cuadro siguiente:

cuadro-lrsal

El ahorro tenía que llegar poniéndole el cascabel a gastos (no gatos) tales como los que supone que las entidades de ámbito territorial inferior al municipio (EATIM) ostenten la condición de EELL, una “inadecuada” delimitación de competencias, un papel de las diputaciones “sin suficiente fuerza”,  un escaso tamaño de los municipios, un sector público local “irracional”,  el coste “excesivo” y efectivo de los servicios,  una función interventora “insuficientemente fuerte”,  una iniciativa económica privada “desfavorecida”,  una gestión pública local “falta de transparencia” o un patrimonio público del suelo “inservible” para amortizar deuda (para mayor información aquí). “Casi na al aparato” como decimos por estos lares, máxime teniendo en cuenta que para alcanzar el destino, hace falta la colaboración de todos los compañeros de viaje y, en este caso, esos compañeros lo que pretenden es viajar a  otra parte.

Para que los ciudadanos alcancen con facilidad que lo que se ha vendido es inconveniente y humo en muy buena medida, un botón de muestra: Se iba a reducir el número de concejales y sus retribuciones. Esto se presentó como medida estrella. Pues bien, ante la avalancha de críticas de los mismos cargos del PP, el número de concejales con la ley permanece invariable y los sueldos de nuestros liberados en Manzanares (municipio de menos de 20.000 habitantes), por ejemplo, podría elevarse hasta los 50.000 euros en cada caso, el 50% de las retribuciones de un Secretario de Estado (recordemos que nuestros ediles liberados perciben retribuciones brutas anuales de 46.500, 45.000, 40.000, 36.000 y 12.000 euros).

En Manzanares, ante la iniciativa del PP, el GM Socialista no ha estado cruzado de brazos, ha presentado al Pleno dos diferentes mociones relacionadas con la LRSAL, una en marzo del 2013 (aquí), para dejar patente nuestra disconformidad con lo que entonces se estaba gestando, y otra en febrero del 2014 (aquí), con la ley en vigor ya, para sumarnos al recurso de inconstitucionalidad presentado por más de 2.000 Ayuntamientos de España (lo que no pudo ser gracias al voto contrario del PP, muy conforme con el recorte de las funciones municipales). Este último recurso fue dictaminado el 22-5-14 por el Consejo de Estado (ver dictamen aquí y resumen aquí) que actualmente preside el exministro popular Romay Beccaría, de suerte que ya ha puesto en cuestión parte del articulado de la ley, su parte más reaccionaria podría decirse, la que tiene que ver con los artículos 26.2 y 116 TER y la D.A 16 de la LBRL en la redacción dada por la ley 27/2013.

Pero la cosa no queda ahí: ante el referido Dictamen del Consejo de Estado, Antonio BETETA, actual Secretario de Estado de Administraciones Públicas, el miércoles 4 de junio pasado, se ha apresurado a anunciar que “el Ministerio de Hacienda va a modificar la reforma local para retirarle a los equipos de gobierno de los Ayuntamientos la capacidad de aprobar planes de ajuste sin el consentimiento del Pleno” y que “el Gobierno va a renegociar … [el artículo que establece la prestación por parte de la Diputaciones Provinciales de servicios mínimos en los municipios de menos de 20.000 habitantes y el que determina el coste efectivo de los servicios, también pueden lesionar la autonomía local]con los ayuntamientos en la próxima Comisión Nacional de la Administración Local (CNAL) y que esperan llegar a un acuerdo, tras haber reconocido que efectivamente existe una situación de discrepancia” (consultar noticia completa aquí). Las voces críticas, por tanto, no irán tan desencaminadas cuando desde el propio Gobierno se anuncia la reforma (o corrección) de la reforma.

También, en la Comisión de Asistencia a Pleno del mes de marzo del año en curso, el GM Socialista preguntó al Sr. Alcalde por “¿Cuáles son las actuaciones que caben a juicio del equipo de gobierno para dar cumplimiento a las exigencias previstas en la LRSAL?” y por “¿Cuál es el calendario previsto por el equipo de gobierno del PP para llevar a efecto cada una de sus actuaciones?”. La respuesta del Sr. Alcalde a nuestras preguntas recogida en el acta correspondiente: “Nos iremos adaptando a la Ley en función de las convocatorias de la Junta de Comunidades”. Como pueden comprender, ante semejante respuesta, nuestra preocupación sigue siendo máxima, porque bien está que los tiempos de determinadas actuaciones los marque el gobierno llamado a ello, pero negarnos en absoluto a influir en las decisiones que nos afectan, que afectan a los intereses locales, como ocurrió con el caso del hospital, no parece la mejor actitud para afrontar, en general, la defensa de los intereses locales.

Ya asistimos a nuestra salida de la Mancomunidad La Mancha o al cierre de la TV local sin previo aviso. Y es que, en palabras de los populares, aunque se presentaron a las últimas elecciones locales para abrir las ventanas al siglo XXI, “están aquí para tomar decisiones” o, lo que es lo mismo, están para adoptarlas con las ventanas cerradas o con el mayor de los oscurantismos, incluso cuando de lo que se trata es de asuntos que no fueron objeto de propuesta alguna en su programa electoral (el que puede acaso considerarse refrendado efectivamente por el pueblo con su voto mayoritario).

 

La derogación de la LRSAL solo con una nueva mayoría

Finalmente el PSOE, en unión con la práctica totalidad de las fuerzas políticas que conforman el arco parlamentario, ha suscrito un Acuerdo por el que se compromete a derogar la LRSAL tan pronto recupere el gobierno de España o se conforme una nueva mayoría parlamentaria (noticia aquí). De modo que el PSOE, contrariamente a como determinados partidos se han encargado de propalar a los cuatro vientos durante la campaña electoral de las europeas, lejos de admitir (por su irrealidad) su rendición a un bipartidismo ciego, responde siempre al interés general, al interés de España, al interés de los ciudadanos. Otra cosa es con qué fuerzas se coincida en semejante empeño en cada ocasión propicia.

Y desde el GM del PSOE consideramos que igual que convergimos con la ciudadanía en la defensa de nuestro hospital, convergemos ahora nuevamente con ella contra la LRSAL, aunque el silencio sea lo que predomine de momento en la calle. Porque no podemos estar de acuerdo con que la mitad del ahorro de la reforma local anunciado se obtenga a partir de recortes en los servicios sociales conforme se teme o prevé el Consejo General del Trabajo Social (noticia aquí).

Nosotros no diremos como Dolores Cospedal, que somos el partido de los ciudadanos o de los trabajadores. Nosotros llevamos impresa nuestra identidad política en nuestras siglas. No hace falta ser más explícitos. Lo que no obsta para que sigamos pugnando para ganarnos la confianza de aquellos que nos la retiraron o la de quienes nunca nos la han otorgado, para ser protagonistas de buenos gobiernos y ayudar a una mejor administración.

Somos conscientes de que los mejores cimientos arrancan de la ilusión y de que no pueden fundarse en rentabilizar el descontento. De modo que, por favor, partidarios del Partido Popular con responsabilidades parlamentarias y de gobierno, den marcha atrás con la LRSAL, no generen mayor descontento.

 

 

Miguel-Ángel CUENCA NIETO-MÁRQUEZ

Concejal del GM Socialista del Ayto. de Manzanares

 

Nuestra candidatura - 2015

Recibe nuestras novedades

Puedes recibir nuestro boletín y novedades. Para ello, solo debes dejarnos tu dirección de correo electrónico.

Programa electoral 2015